Historia
Las mejores cosas de la vida las haces en familia

¿Que lo hace diferente... único...? evidentemente su marinado. El Pollo Loco es preparado y marinado en una receta exclusiva que ha sido conservada por la famila a través de varias generaciones. Es una mezcla de condimentos, hierbas, especias y frutas que le dan junto con el proceso de asado, ese sabor único.

Corría el año de 1974 cuando su fundador "Pancho" empezó a sentir el reto y la posibilidad de explotar esta antigüa receta familiar para preparar "pollo asado", así fue como el lunes 6 de enero de 1975 se inaugura en el entonces pequeño pueblo de Guasave, Sinaloa el primer pollo loco del mundo.

El primer pollo loco del mundo sigue vigente en Guasave, Sinaloa en avenida Guerrero, entre doctor de la Torre y Corregidora, como un testimonio de la visión empresarial de "Pancho" que ha conquistado el gusto mexicano y el gusto mundial por consumir una sana alimentación.

El Pollo Loco empezó su rápido crecimiento en nuestro país, Morelia, Saltillo, Torreón, Nuevo Laredo, Reynosa, Cd. de México, Piedras Negras, Monterrey y su área metropolitana: Guadalupe, San Nicolás, San Pedro, Santa Catarina y Villa de Juárez.


Visión internacional

Cinco años despúes de su fundación en México, abre sus puertas el primer Pollo Loco de los Estados Unidos en Los Ángeles, California, el día 8 de diciembre de 1980, en la calle de Alvarado muy cerca de Macarthur Park, la larga fila de los clientes que se veía sobre la calle fue la confirmación de su gran éxito.

Desde entonces, "Pancho" y su familia se tuvieron que trasladar a Los Ángeles, California, donde todavía se encuentran las oficinas centrales de la compañía.

Este notable éxito nos hace recordar cuando "Pancho" abrió su primer Pollo Loco en Guasave, donde él textualmente dijo: "Conquistaré al mundo con este sabor", sus amigos le decían que estaba "Loco", que bueno que "Pancho" se propuso con su "Locura" a buscar nuevas oportunidades de largo alcance y compartir con el mundo los resultados de su innovación, creatividad, pasión y entrega, al crear y cuidar una marca que ha trascendido con gran dignidad en el mundo.

Después de todo la idea de compartir el sabor de El Pollo Loco no resultó ser una idea "tan loca", mas bien fue una idea genial.